Antes de viajar a Uruguay, me enviaron una base de datos de las marcas que harían parte de MoWeek, la semana de la moda de Montevideo. Allí, yo debía escoger unas cuantas ­– que por cierto de 60 escogí 59 – para poder reunirme con ellas en la ronda de negocios que íbamos a tener en el hotel, especialmente para los compradores y diseñadores donde podían cerrar tratos y estar en tiendas de Chile, Perú, New York, California y hasta Japón.

Allí, viendo marca por marca y tomándome la tarea en verdad de buscar cada una de ellas y ver lo que hacían ¡me enamoré!, o sea, en verdad me sentí identificada con una de ellas especialmente: P O S I T A N O, una marca de la cual no sabía absolutamente nada pero que con su estética me había cautivado de inmediato. Color, jean, branding global y un mercado definido, esto fue lo primero que pensé de la marca y sin duda no me equivocaba.

Al llegar a la ronda de negocios lastimosamente no pude conocer la marca, la vi, vi una de sus creadoras, pero no podía levantarme a decirle que amaba lo que hacía, sin embargo, no perdí la fe y en MoWeek su stand se veía desde la entrada, prendas colgadas con un color muy vivo que me llamaban de inmediato.

En el stand conocí a Agustina, una de las creadoras de la marca y le declaré mi amor jajaja literalmente, ella, la más divina me dijo “escoge una chaqueta” en ese momento MORÍ un poquito, teniendo en cuenta que amo las chaquetas y que me moría por tener algo de ella. Sin embargo, yo iba enloquecida y compré otra chaqueta, colores como el naranja, el azul, el rojo, el amarillo y el blanco llenaban esos racks de vida.

Pero ahora sí, para contarles un poco más, Positano es una marca creada en 2016 por Agustina y Florencia Franco, dos visionarias que descubrieron la magia en la fábrica familiar de su abuelo donde encontraron un gran tesoro y pudieron darle vida a las prendas que estaban allí bajo el lema USE IT AGAIN, teniendo chaquetas, jeans, faldas, tops y prendas de jean en general que puedes teñir de colores, decolorar, cambiar de un color a otro y reutilizar de mil formas.

Lo mejor de todo y quizá lo que más me sorprende es su cambio, si ustedes ven su Instagram la marca era otra, pero ellas ganaron un concurso con Itaú, quienes les ayudaron a realizar un rebranding y hoy por hoy tienen como resultado este gran concepto que no lo derrumba NADIE.

Me imagino que se estarán preguntando por los precios y es algo que en verdad también me dejo muy feliz, las chaquetas valen $150.000 pesos colombianos, por ejemplo, hay prendas de menos de $100.000 y que son realmente increíbles.

Gracias por dejarme entrar al mundo de POSITANO, más feliz no puedo estar.

[instagram-feed]

Leave a comment